Lumbini

Lumbini es un pueblo, un sitio arqueológico y un lugar de peregrinaje honrado como el lugar de nacimiento de Siddhartha Gautama (el Buda, l. 563-483 a. C.) ubicado en el actual distrito Rupandehi de Nepal, provincia 5, cerca de la frontera con la India. Fue identificado formalmente por primera vez como el lugar de nacimiento del Buda en 249 a. C. por el rey de Maurya Ashoka el Grande (r. 268-232 a. C.). Antes de la visita de Ashoka, la aldea era conocida por otro nombre, tal vez similar pero ahora perdido, y ya era un importante lugar de peregrinaje para los seguidores de las primeras escuelas budistas.

Parece haber sido originalmente un jardín de placer ubicado entre las ciudades de Kapilavastu, al este, y Devadaha, al suroeste, gobernado, respectivamente, por los clanes de Shakya y Koliya, que estaban relacionados por sangre. Suddhodana, de Shakya, se casó con su prima Maya, de Koliya, quien se convertiría en la madre de Buda.

Según los relatos de los textos budista y jaina, Maya viajaba desde Kapilavastu a su ciudad natal de Devadaha para dar a luz cuando se detuvo a descansar en los jardines de Lumbini y se puso de parto. Ella dio a luz a su hijo debajo de un árbol Sala y, según algunas versiones de la historia, lo bañó en un estanque cercano. Parece que luego regresó a Kapilavastu, donde murió siete días después.

El sitio siguió siendo un lugar importante de peregrinaje y continuó siendo honrado como el lugar de nacimiento del Buda.

Su hijo más tarde renunciaría a su herencia para seguir un camino de ascetismo espiritual, y finalmente alcanzaría la iluminación y se convertiría en el Buda ("el despierto"), fundador del budismo. Enseñó a otros su visión durante los siguientes 45 años, y después de su muerte, sus discípulos continuaron sus enseñanzas mediante el establecimiento de varias escuelas de pensamiento y honraron los sitios asociados con la vida de Buda designándolos como lugares sagrados de peregrinación y erigiendo estupas que contenían sus reliquias. .

El sitio parece haber quedado desierto después de que el clan Shakya fuera derrotado y casi aniquilado por el Reino de Kosala (c. Siglos VII-V a. C.) bajo su rey Vidudabha (siglo VI a. C.) de la dinastía Baghochia. Sin embargo, siguió siendo un lugar importante de peregrinación (evidenciado por la evidencia arqueológica moderna), y continuó siendo honrado como el lugar de nacimiento del Buda hasta el 249 a. C. cuando Ashoka visitó y erigió su famoso pilar que estableció el nombre del sitio. Posteriormente, muchos peregrinos hicieron largas y arduas caminatas a Lumbini para honrar al Buda.

Entre ellos se encontraba el monje chino Seng-Tsai (l. 265-420 d.C.), el primer visitante extranjero en registrar una descripción detallada, y más tarde por los peregrinos Faxian (l. 337 - c. 422 d.C.) y Xuanzang (l. 602. -644 EC), pero la popularidad del sitio disminuyó, y nuevamente fue desierto en el siglo IX EC cuando la región fue disputada por los musulmanes invasores e hindúes defensores. Es posible que el sitio todavía haya sido visitado por la gente local, pero fue olvidado hasta que fue redescubierto en 1896 EC y comenzaron las excavaciones. Se ha mantenido como uno de los lugares de peregrinación budista más populares del mundo desde principios del siglo XX y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997 EC.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Historia legendaria y lugar de nacimiento de Buda

Según los textos budistas, la ciudad de Kapilavastu (y posiblemente Devadaha) fue fundada por el legendario rey Ikshvaku, quien estableció la dinastía Ikshvaku. Fue uno de los hijos de Shraddhadeva Manu, el primer ser humano que, según la creencia hindú, fue advertido del Gran Diluvio por el dios Vishnu, construyó un gran barco que salvó a su familia, plantó semillas y animales, y los siete patriarcas (saptarishi), y luego se convirtió en el progenitor de la humanidad.

Ikshvaku participó en numerosos proyectos de construcción, cultivando la tierra, tal vez incluso el jardín de Lumbini, aunque esto es especulativo, y estableció la dinastía asociada con el posterior clan Shakya. Se le identifica con el rey Shakya Okkaka, primer jefe (o rey) del clan Shakya, y sus parientes, los Koliya. Kapilavastu y Devadaha fueron gobernados por dos hermanos de estos clanes: Sihahanu y Anjana, respectivamente. Las ciudades disfrutaban de relaciones amistosas y se aliaron a través de matrimonios mixtos, lo que mantuvo pura la línea de sangre.

El más famoso de estos matrimonios fue entre Suddhodana del clan Shakya de Kapilavastu (hijo mayor de Sihahanu) y Maya del clan Koliya de Devadaha (hija de Anjana). Aunque los textos budistas presentan habitualmente a Suddhodana como un rey, descendiente de una larga línea de realeza, los estudios modernos sugieren que era más un gobernador o administrador regional, aunque todavía pertenecía a la clase alta y pertenecía a la kshatriya casta (guerrera). El sistema político de Shakya era una oligarquía (en la que uno es elegido para la asamblea gobernante), no una monarquía (donde el gobierno se transmite de padres a hijos u otro pariente), por lo que lo más probable es que Suddhodana fuera más bien elegido de casta alta. oficial que un príncipe o un rey.

Lumbini ya estaba bien establecido cuando Suddhodana se casó con su prima Maya.

Lumbini, al parecer, ya estaba bien establecido cuando Suddhodana se casó con su prima Maya. Por razones que no están claras, no tuvieron hijos durante los primeros 20 años de matrimonio. Una noche, sin embargo, Maya tuvo un sueño en el que fue llevada por cuatro espíritus buenos que la bañaron y purificaron en un lago (o estanque), luego la vistieron, la ungieron y la honraron con guirnaldas de flores. Entonces apareció un elefante blanco, la rodeó tres veces y entró en su útero por el costado derecho. Cuando Maya se despertó a la mañana siguiente, sabía que estaba embarazada de su primer hijo.

Con el tiempo, como mandaba la tradición, dejó Kapilavastu con un séquito para dar a luz en su ciudad natal de Devadaha. Se detuvieron en Lumbini para que Maya descansara y se bañara, y después de bañarse en el estanque allí, estaba caminando por los jardines cuando se puso de parto y dio a luz a Siddhartha mientras se sostenía de una rama de un árbol Sala. Se dice que Siddhartha se puso de pie, dio siete pasos hacia el norte y se anunció a sí mismo como el portador de la paz, afirmando también que esta sería su última encarnación. Según algunas versiones de la leyenda, Maya luego bañó a su recién nacido en el estanque cercano (estableciendo un ritual aún observado hasta el presente) mientras que en otras, una lluvia repentina lo lava y, en otras, es bañado por los mismos espíritus que se le apareció a Maya en su sueño.

Luego, el séquito parece haber regresado a Kapilavastu, donde se profetizó que el recién nacido crecería para convertirse en un gran gobernante o un líder espiritual significativo. Maya murió siete días después del nacimiento de su hijo y fue criado por su tía materna, Prajapati, a quien Suddhodana tomó como su segunda esposa.

Buddha Legend y Ashoka

Según la leyenda de los primeros años de vida del Buda, al escuchar la profecía sobre su hijo, Suddhodana tomó medidas para protegerlo de cualquier conocimiento del sufrimiento, que podría inspirarlo a dedicar su vida a la espiritualidad, construyendo un complejo en Kapilavastu que separó a Siddhartha del mundo exterior durante los primeros 29 años de su vida. Sin embargo, eventualmente estas defensas fallaron y el joven fue expuesto a los conceptos de enfermedad, vejez y muerte, lo que lo puso en un curso de disciplina ascética que finalmente resultó en su iluminación.

Como Buda, enseñó durante 45 años y, antes de su muerte, se dice que sugirió a sus discípulos que, en el futuro, se deberían designar cuatro sitios como lugares de peregrinaje para sus seguidores; el primero de ellos fue Lumbini, su lugar de nacimiento. Las excavaciones en el sitio han establecido una continuidad de peregrinaje allí desde alrededor del siglo VI a. C., que parece haber sido interrumpido cuando el clan Shakya fue casi aniquilado por sus señores supremos del Reino de Kosala. La peregrinación se reanudó y creció en popularidad durante el reinado de Ashoka el Grande, quien estableció formalmente Lumbini y proporcionó el nombre por el que se le conoce desde entonces.

Ashoka se convirtió al budismo en algún momento después de su victoria sobre el Reino de Kalinga c. 260 a. C. La guerra de Kalinga fue tan devastadora para los vencidos que, aunque había ganado, Ashoka se llenó de remordimiento y renunció a la violencia, abrazando el budismo. En 249 a. C., visitó Lumbini con un séquito que incluía a su consejero espiritual y decretó que se erigiera un pilar de piedra arenisca en el sitio para honrarlo y conmemorar su visita. Su inscripción en el pilar de 22 pies de alto, en escritura Brahmi y Pali, dice:

El Rey Piyadasi, Amado de los dioses [Ashoka], habiendo sido consagrado como rey veinte años, vino personalmente aquí para ofrecer homenaje y celebrar porque el Buda Shakyamuni nació aquí. [Hice que se erigiera una columna y un monumento] y, debido a que el Señor nació aquí, la aldea de Lumbini quedó libre de impuestos y se hizo responsable solo de una octava parte de la producción. (Pilar Lumbini, 1)

Ashoka también decretó que se inscribieran edictos en rocas, pilares y en otros monumentos independientes en todo su territorio, alentando la visión de Buda y enviando misioneros a otros países. El budismo floreció en naciones como Sri Lanka, China, Corea y Tailandia, volviéndose mucho más popular que en su tierra natal y atrayendo peregrinos extranjeros a sitios como Lumbini. Entre ellos se encontraban los peregrinos chinos Seng-Tsai, Faxian y Xuanzang, cuyas obras se han hecho famosas por los relatos detallados de sus respectivos viajes en c. 350-375, 399 y 627 CE.

Prominencia y pérdida

El relato de Seng-Tsai es el primero en registrar la escultura de lapislázuli de La reina maya da a luz al Buda así como la losa de piedra que marcó el lugar donde Buda dio sus primeros pasos en la tierra (ambos aún se conservan en el sitio actual). La escultura de Maya dando a luz debajo del árbol Sala, según Seng-Tsai, fue erigida debajo del descendiente del árbol original. El sitio en este momento (c. 350-375 EC) parece haber sido bien cuidado y popular entre los peregrinos.

El trabajo de Faxian (El registro de Faxian o Un registro de reinos budistas) serviría “como una guía autorizada para muchos peregrinos que siguieron sus pasos” (Buswell y López, 298) y conservaría muchas de las leyendas asociadas con Lumbini y el nacimiento de Buda. Faxian escribe:

Al este de la ciudad [de Kapilavastu] se encuentra un jardín, llamado Lumbini, donde la reina [Maya] entró al estanque y se bañó. Habiendo salido del estanque en la orilla norte, después de [caminar] veinte pasos, levantó la mano, se asió a una rama de un árbol y, con la cara hacia el este, dio a luz al heredero aparente. Cuando cayó al suelo, inmediatamente caminó siete pasos. Dos reyes dragones aparecieron y lavaron su cuerpo. En el lugar donde lo hicieron, de inmediato se formó un pozo y, desde él, así como desde el estanque de arriba donde se bañaba Maya, los monjes incluso ahora constantemente toman el agua y la beben. (Capítulo 22)

El relato de Faxian también proporciona evidencia de que el sitio todavía era un destino de peregrinaje popular y que los rituales se observaban allí con regularidad.

Xuanzang desafió el edicto imperial del emperador Taizong de la dinastía Tang (r. 626-649 EC) contra los viajes al extranjero para embarcarse en su búsqueda en 627 EC. El trabajo de Xuanzang es bien conocido por sus traducciones de textos budistas al chino (especialmente el Sutra del corazón de Perfección de la sabiduría) pero también tomó notas detalladas sobre los sitios que visitó. En Lumbini, registra los daños al pilar de Ashoka y otros monumentos, y señala cuántas de las estructuras estaban en malas condiciones.

El relato de Xuanzang, y la falta de otros registros o evidencia de peregrinaje al sitio en este momento, sugiere que la popularidad de Lumbini decayó en algún momento. Esto podría deberse simplemente a que el budismo no era tan popular en la India como llegó a serlo en otros países o debido al resurgimiento de la popularidad del hinduismo. Las invasiones musulmanas del siglo IX y, especialmente, del XII d.C. resultaron en la destrucción de muchos sitios hindúes, jainistas y budistas y, en este momento, Lumbini parece haber estado desierta y finalmente fue olvidada, excepto por los lugareños.

Redescubrimiento y desarrollo

El redescubrimiento de Lumbini se ha atribuido habitualmente al arqueólogo alemán Alois Anton Fuhrer (l. 1853-1930 CE), pero esto ha sido cuestionado, con buenas razones. En realidad, el sitio fue identificado por primera vez por el ex comandante militar y entonces gobernador regional Khada Shamsher Jang Bahadur Rana (sirvió en el cargo 1885-1887 CE) en 1896 CE. A Khada Shamsher se le informó del descubrimiento de un antiguo pilar, en su mayor parte enterrado en la tierra, informó del objeto al indólogo irlandés Vincent Arthur Smith (l. 1843-1920), que estaba sirviendo en un puesto administrativo para los británicos en la región. y luego envió trabajadores nepaleses a excavar. Vincent Arthur Smith ya sabía que Lumbini existía en algún lugar de la región, pero no sabía exactamente dónde hasta que se le informó del descubrimiento de Khada Shamsher, por lo que la afirmación de Fuhrer de haber descubierto el sitio, repetida con tanta frecuencia, es insostenible.

Alois Anton Führer estaba, en ese momento, trabajando en la región en otro lugar, aunque es posible que haya trabajado antes en Lumbini, y se apresuró al sitio donde afirmó haber descubierto el pilar de Ashoka. Sin embargo, cuando llegó allí, los trabajadores de Khada Shamsher habían despejado completamente el pilar. Poco después de anunciar su asombroso descubrimiento de Lumbini, Vincent Arthur Smith acusó a Fuhrer de crear artefactos falsos y enviar informes falsos a Sir Alexander Cunningham (l. 1814-1893 CE), fundador del Archaeological Survey of India, que estaba a cargo de las excavaciones. , preservación histórica y antigüedades.

Fuhrer admitió sus crímenes, renunció en 1898 EC y abandonó el país, entregando su puesto al arqueólogo indio Purna Chandra Mukherjee (también dado como P.C. Mukherjee o Mukherji, l. 1845-1903 EC). Mukherjee se había unido a la organización de Cunningham en 1883 EC pero, como la mayoría de sus colegas eran europeos blancos, no se le dio una gran oportunidad de excavar. Estaba trabajando en la localización de Kapilavastu cuando Fuhrer cayó en desgracia y luego se hizo cargo de las excavaciones en Lumbini en la temporada 1898-1899 CE.

Si alguien merece crédito por “descubrir” Lumbini, es Mukherjee quien fue el primero en realizar un trabajo cuidadoso y extenso en el sitio, descubriendo templos, esculturas y otras estructuras, además de corregir las fechas sugeridas por Fuhrer. El trabajo de Mukherjee estableció el estándar para la excavación en Lumbini que, desafortunadamente, no se cumpliría con trabajos posteriores en el sitio. Entre 1933-1939 EC, el gobernador de la región ordenó un extenso trabajo de restauración en Lumbini para convertirlo en una atracción turística más atractiva. Se desconoce qué pudo haberse perdido en este momento, pero se conservó la obra principal de Mukherjee.

Conclusión

El Departamento de Arqueología de Nepal se hizo cargo del sitio poco después, y luego quedó bajo la protección de la Ley de Preservación de Monumentos Antiguos de 1956 CE. En la actualidad, Lumbini está bajo el cuidado de Lumbini Development Trust, una organización sin fines de lucro que administra el sitio. En su forma actual, Lumbini tiene 3 millas (4,8 km) de largo y 1,0 millas (1,6 km) de ancho con un centro monástico expansivo separado por un gran canal en zonas para las escuelas de budismo Theravada y Mahayana y sus templos a cada lado del agua.

El Templo Mahadevi, el pilar de Ashoka y otros sitios sagrados están abiertos al público y, en 2013 EC, las excavaciones en el Templo Mahadevi realizadas por el arqueólogo británico Robin Coningham revelaron una estructura de madera debajo que data del siglo VI a. C., el santuario budista más antiguo. en el mundo, que una vez parece haber encerrado un árbol. El significado de esto, por supuesto, es el vínculo entre el árbol Sala y el nacimiento de Buda y se cree que el sitio del Templo Mahadevi se desarrolló a partir de este santuario anterior.

Muchas naciones diferentes de todo el mundo han erigido estructuras en Lumbini que honran la visión del Buda y se comprometen con la perspectiva de la paz y la cooperación mundiales. Lumbini es una de las atracciones turísticas y de peregrinaje más populares de Nepal y, aunque sin duda se ve muy diferente hoy en día de lo que era en la época de Buda, se dice que emana la misma paz y tranquilidad que se dice que tenía su madre. experimentado hace más de 2.000 años cuando se detuvo allí para caminar entre los jardines.


Parque Lumphini

Parque Lumphini (además Lumpini o Lumpinee, Tailandés: สวนลุมพินี) es un parque de 360 ​​rai (57.6 hectáreas (142 acres)) en Bangkok, Tailandia. El parque ofrece raros espacios públicos abiertos, árboles y áreas de juego en la capital tailandesa y contiene un lago artificial donde los visitantes pueden alquilar botes. Los senderos alrededor del parque que suman aproximadamente 2,5 km de longitud son un área popular para los corredores matutinos y nocturnos. Oficialmente, el ciclismo solo está permitido durante el día entre las 10:00 y las 15:00. Hay una prohibición de fumar en todo el parque. No se admiten perros, excepto perros guía certificados. El parque Lumphini está considerado como el primer parque público de Bangkok y Tailandia. [1]


Lumbini

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Lumbini, arboleda cerca de la frontera sur del actual Nepal donde, según la leyenda budista, la reina Maha Maya se paró y dio a luz al futuro Buda mientras sostenía una rama de un árbol de sal. Hay dos referencias a Lumbini como el lugar de nacimiento del Buda en las escrituras Pali, la primera en un poema narrativo adjunto a la Nalaka Sutta y el otro en el Kathavatthu, pero los primeros relatos canónicos del nacimiento están en escrituras sánscritas, el Mahavastu (ii.18) y el Lalitavistara (cap. 7), ninguno de los cuales puede ser anterior al siglo III o IV d.C. Sin embargo, el descubrimiento de una inscripción que registra la visita de Ashoka, emperador Maurya de la India desde aproximadamente el 273 al 232 a. El sitio es un lugar popular de peregrinaje budista. Fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.


Lumbini, el lugar de nacimiento del Señor Buda

Siddhartha Gautama, el Señor Buda, nació en 623 a. C. en los famosos jardines de Lumbini, que pronto se convirtió en un lugar de peregrinaje. Entre los peregrinos se encontraba el emperador indio Ashoka, quien erigió allí uno de sus pilares conmemorativos. El sitio se está desarrollando ahora como un centro de peregrinación budista, donde los restos arqueológicos asociados con el nacimiento del Señor Buda forman una característica central.

La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

Lumbini, lieu de naissance du Bouddha

Siddharta Gautama, le Bouddha, est n & eacute en 623 av. J.-C. dans les c & eacutel & egravebres jardins de Lumbini et son lieu de naissance est devenu un lieu de p & egravelerinage. Parmi les p & egravelerins se trouvait l'empereur indien Asoka qui a fait & eacutedifier & agrave cet endroit l'un de ses piliers comm & eacutemoratifs. Le site est maintenant un foyer de p & egravelerinage centr & eacute sur les vestiges associ & eacutes au d & eacutebut du bouddhisme et & agrave la naissance du Bouddha.

La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

لومبيني ، مكان ولادة بوذا

ولد سيدهرتا غوتاما أي بوذا في العام 623 ق.م. في حدائق لومبيني الشهيرة التي أصبحت مكانًا للحج. وكان من بين الحجاج الامبراطور الهندي اسوكا الذي شيد في هذا المكان إحدى دعائمه التذكارية. ويُعتبر هذا الموقع اليوم مركزًا للحج يتضمَّن بشكلٍ أساسي الآثار المرتبطة ببداية البوذية و بولادة بوذا.

fuente: UNESCO / ERI
La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

佛祖 诞生地 兰 毗尼

fuente: UNESCO / ERI
La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

Лумбини, место рождения Будды

Сиддхартха Гаутама & ndash великий Будда, был рожден в 623 г. до н.э в знаменитых садах Лумбини, ставших вскоре местом паломничества. Среди паломников был индийский император Ашока, который установил здесь одну из своих памятлны к. Сейчас в Лумбини функционирует центр паломничества буддистов, где главная достопримечательность y ndash археологические находки, ассоциируемые с рождением великого Будды.

fuente: UNESCO / ERI
La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

Lumbini, lugar de nacimiento de Buda

Sidharta Gautama, Buda, nació el a & ntildeo 623 a.C. en los famosos jardines de Lumbini, que pronto se convertir & iacutean en un lugar de peregrinaci & oacuten. Un ilustre peregrino, el emperador indio Asoka, orden y oacute erigir en ellos uno de sus pilares conmemorativos. Hoy en d & iacutea, este sitio sigue siendo un centro de peregrinaci & oacuten, en el que los vestigios arqueol & oacutegicos vinculados al nacimiento de Buda y los comienzos del budismo constituyen uno de sus principales centros de inter & eacutes.

fuente: UNESCO / ERI
La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

仏 陀 の 生 誕 地 ル ン ビ ニ
Lumbini, geboorteplaats van de Boeddha

Siddhartha Gautama, de Boeddha, werd geboren en 623 voor Christus in de beroemde tuinen van Lumbini, gelegen in de zuidwestelijke Terai van Nepal. Lumbini werd al snel een bedevaartsoord. En 249 voor Christus maakte de vrome boeddhistische keizer Ashoka een pelgrimstocht naar deze stad en richtte er een van zijn herdenkingszuilen op. De plaats ontwikkelt zich nu tot een boeddhistisch bedevaartcentrum, waar de archeologische overblijfselen verbonden con geboorte van de Boeddha een prominente plaats innemen. Lumbini behoort tot de meest heilige en kenmerkende plaatsen voor een van 's werelds grootste religies.

  • inglés
  • francés
  • Arábica
  • chino
  • ruso
  • Español
  • japonés
  • holandés

Valor universal excepcional

El Señor Buda nació en 623 a. C. en el área sagrada de Lumbini, ubicada en las llanuras de Terai, en el sur de Nepal, como lo demuestra la inscripción en el pilar erigido por el emperador Maurya Asoka en 249 a. C. Lumbini es uno de los lugares más sagrados de una de las grandes religiones del mundo, y sus restos contienen evidencia importante sobre la naturaleza de los centros de peregrinación budista desde el siglo III a. C.

El complejo de estructuras dentro del área de conservación arqueológica incluye el Tanque Shakya, los restos dentro del Templo Maya Devi que consisten en estructuras de ladrillos en un sistema de muros cruzados que datan del siglo III a. C. hasta el siglo actual y el pilar Ashoka de arenisca con su inscripción en Pali en Escritura Brahmi. Además, están los restos excavados de viharas (monasterios) budistas del siglo III a. C. al siglo V d. C. y los restos de estupas budistas (santuarios conmemorativos) del siglo III a. C. al siglo XV d. C. El sitio se está desarrollando ahora como un centro de peregrinación budista, donde los restos arqueológicos asociados con el nacimiento del Señor Buda forman una característica central.

Criterio (iii): Como lugar de nacimiento del Señor Buda, como lo demuestra la inscripción en el pilar Asoka, el área sagrada de Lumbini es uno de los lugares más sagrados y significativos para una de las grandes religiones del mundo.

Criterio (vi): Los restos arqueológicos de viharas (monasterios) y estupas (santuarios conmemorativos) budistas desde el siglo III a. C. hasta el siglo XV d. C., proporcionan evidencia importante sobre la naturaleza de los centros de peregrinación budistas desde un período muy temprano.

La integridad de Lumbini se ha logrado mediante la preservación de los restos arqueológicos dentro de los límites de la propiedad que le dan a la propiedad su Valor Universal Excepcional. Se han conservado los atributos y elementos significativos de la propiedad. La zona de amortiguamiento le da a la propiedad una capa adicional de protección. Las excavaciones adicionales de posibles sitios arqueológicos y la protección adecuada de los restos arqueológicos son una alta prioridad para la integridad de la propiedad. Sin embargo, el límite de la propiedad no incluye todo el sitio arqueológico y varias partes se encuentran en la zona de amortiguamiento. Toda la propiedad, incluida la zona de amortiguación, es propiedad del Gobierno de Nepal y está gestionada por Lumbini Development Trust, por lo que existe poca amenaza de desarrollo o abandono. Sin embargo, los efectos del desarrollo industrial en la región se han identificado como una amenaza a la integridad de la propiedad.

Autenticidad

La autenticidad de los restos arqueológicos dentro de los límites ha sido confirmada a través de una serie de excavaciones desde el descubrimiento del pilar Asoka en 1896. Los restos de viharas, estupas y numerosas capas de estructuras de ladrillo desde el siglo III a. C. hasta el presente en el El sitio del Templo Maya Devi son prueba de que Lumbini ha sido un centro de peregrinaje desde los primeros tiempos. Los restos arqueológicos requieren de una activa conservación y monitoreo para asegurar que el impacto de la degradación natural, la influencia de la humedad y el impacto de los visitantes se mantengan bajo control. La propiedad continúa expresando su Valor Universal Excepcional a través de sus restos arqueológicos. Se debe mantener el delicado equilibrio entre conservar los vestigios arqueológicos de la propiedad y atender a los peregrinos.

Requisitos de protección y gestión

El sitio de la propiedad está protegido por la Ley de Preservación de Monumentos Antiguos de 1956. La gestión del sitio está a cargo de Lumbini Development Trust, una organización autónoma y sin fines de lucro. Toda la propiedad es propiedad del Gobierno de Nepal. La propiedad se encuentra en el centro del área del Plan Maestro, cuya planificación se inició junto con las Naciones Unidas y fue llevada a cabo por el profesor Kenzo Tange entre 1972 y 1978.

Los desafíos a largo plazo para la protección y administración de la propiedad son controlar el impacto de los visitantes y los impactos naturales, incluida la humedad y el desarrollo industrial de la región. Se está desarrollando un Plan de Manejo para asegurar la salvaguarda a largo plazo de los vestigios arqueológicos de la propiedad y permitir que la propiedad continúe siendo visitada por peregrinos y turistas de todo el mundo.


Historia

En la época de Gautama Buddha, Lumbini se encontraba entre Kapilavastu y Devadaha, ambos en Nepal.

Un pilar, erigido por los responsables del jardín para conmemorar la visita del emperador Ashoka a Lumbini, fue descubierto en 1896. Ese mismo año, los arqueólogos nepaleses descubrieron un gran pilar de piedra, que según el arqueólogo alemán Fuhrer, fue erigido en Lumbini por el emperador Ashoka. Otras excavaciones en el templo Mayadevi han revelado la existencia de una estructura de madera más antigua, que fue construida durante la época de Ashoka.

Mapa de Lumbini Ashoka & # 8217s Pillar en Lumbini Templo budista de Lumbini
Templo de Lumbini Mayadevi en la noche Fotos de Lumbini Lugar de nacimiento de Buda en el templo de Lumbini
Templo de Lumbini Lumbini Templo Mayadevi
Peregrinación a Lumbini Estatua de Buda en Lumbini Jardín Lumbini
Parque Lumbini

Tiempos actuales

En la actualidad, el sitio de Holy Lumbini tiene 4,8 km (3 millas) de largo y 1,6 km (1 milla) de ancho. El lugar sagrado contiene un árbol Bodhi santificado junto con antiguos monasterios. Dentro de la arena consagrada se encuentra el estanque sagrado "Puskarini", donde la madre de Buda, la reina Mayadevi, se sumergió en el ritual antes del nacimiento de su hijo. Es el lugar donde el Señor Buda se bañó por primera vez. El área está rodeada por una zona monástica en la que solo se pueden construir monasterios. No se permiten tiendas, hoteles o restaurantes dentro del lugar.


Convertirse en el Buda

Los budistas de hoy practican su fe en todo el mundo, con grandes concentraciones en el este de Asia, especialmente China, Tailandia y Japón. A medida que la religión se extendió, se dividió en diferentes escuelas con diferentes interpretaciones de la fe y diferentes textos centrales que detallan las creencias fundamentales de cada rama.

Los textos sagrados describen la vida temprana de Siddhartha como parte del rico y poderoso clan Shakya que controlaba una región en el subcontinente indio nororiental. Sus padres eran un hombre llamado Suddhodana y una mujer llamada Maya. En un intento por proteger a Siddhartha de los males del mundo, su padre lo aisló en Kapilavastu para aislarlo del dolor y el sufrimiento.

Fue solo a los 29 años que Siddhartha, quien se había convertido en esposo y padre, se desilusionó de la vida en la lujosa corte y se aventuró en el mundo donde se enfrentó por primera vez a las duras realidades de la vida: enfermedad, vejez y muerte. Dejando atrás a sus padres, esposa e hijo, rechazó el consuelo para ir al mundo en busca de sabiduría y el fin del sufrimiento humano. En Bodh Gaya, hoy en el noreste de la India, Siddhartha encontró sus respuestas sentado bajo una higuera sagrada. (Ficus religiosa), conocido como bhodi. Allí, alcanzó la iluminación o nirvana. En este nuevo estado, se le conoció como el Buda, que significa "el despierto".

Los eruditos creen que Siddhartha enseñó a otros y a una secta, que llegó a conocerse como Sangha. Entre sus enseñanzas estaba la advocación de alejarse de la mundanalidad y el apego para alcanzar el estado de nirvana. Una creencia budista común es que la mayoría de las personas deben repetir un ciclo de muerte y renacimiento a lo largo de numerosas vidas, un proceso llamado samsara, antes de que puedan alcanzar la iluminación y liberarse del sufrimiento.

Las primeras escrituras budistas proporcionan una narrativa biográfica común de la vida del Buda, pero presentan diferentes escenarios de cuándo tuvo lugar. Algunos ubican los eventos a mediados del tercer milenio a.C., mientras que otros son tan tardíos como a fines del siglo III a.C.

Después de la muerte del Buda, sus enseñanzas se acumularon lentamente en una nueva fe distintiva. Los seguidores dedicados difundieron sus enseñanzas por toda Asia. Al principio, probablemente fue una de las muchas religiones nuevas y pequeñas en la fértil atmósfera intelectual y religiosa del norte de la India de la época.


Un gran pilar de piedra fue descubierto en Lumbini por arqueólogos nepaleses en 1896. Khadga Samsher Rana era el líder del arqueólogo. Alois Anton Führer fue su asistente. Ashoka colocó el pilar alrededor del año 245 a. C. Fue un emperador del Imperio Maurya.

Datos sobre Lumbini 8: el tamaño de Lumbini

Lumbini tiene un ancho de 1.0 milla o 1.6 kilómetros y una longitud de 3 millas o 4.8 kilómetros. La gran zona monástica se utiliza para bordear el lugar sagrado de Lumbini. Por lo tanto, solo cuenta con monasterios. Los restaurantes, hoteles y tiendas no se encuentran aquí.


Rachana

lumbini un buen lugar para estar.

Fui allí 10 años con mi hermano, mi cuñada y su hijo. En ese momento se estaba construyendo un nuevo templo. Hicimos turismo a través de Rikshaw. Realizamos puja y dimos un poco de algo notable que todavía tenemos en casa.

Es simple pero su simplicidad es única, ya que agrega el panorama histórico al mundo. Lumbini es el lugar para la meditación, sus alrededores te permitirán estar allí para siempre.

Tomamos varias fotos, era verdaderamente un lugar brillante para estar. If u are looking for a nice and beautiful place to do meditation or to see historic place be there. Can't express in words how nice it is """LUMBINI - in NEPAL"""


Lumbini

Lumbini is a Buddhist pilgrimage site located in Kapilavastu a district of Nepal. The area is situated near the Indian border. Queen Mayadevi was said to have given birth to Siddhartha Gautama in this particular place. Siddhartha Gautama was the one who gave birth to Buddhist tradition.

Lumbini lies at the foothills of the Himalaya where the Buddha is said to have lived until the age of 29. Lumbini has many temples. In Puskarini or Holy Pond is where the Buddha’s mother took her ritual bath prior to her delivery and Buddha himself had his first bath in that very place.

In Buddha’s time, Lumbini was known to be a park located between Kapilavastu and Devadaha. Buddha was born there and pillars are made to mark the very spot of Asoka’s visit and Asoka’s gift to Lumbini. The park was previously known as the Rummindei. In 1896, Nepalese archeologists discovered a great stone pillar at the very site, it was believed that this pillar was created in honor of Emperor Ashoka.

As of 1997, Lumbini is known as UNESCO World Heritage Site which was specifically nominated for the International World Heritage Program. The holy land of Lumbini is bordered and protected by a big monastic zone law. Which no shops, restaurant, bars or hotels can be build in the said zone only monasteries are allowed.
There are actually two monastic zones: the eastern zone known as the Theravadin monasteries and the western zone known to have both Mahayana and Vajrayana monasteries.

The holy place of Lumbini includes ruins of ancient monasteries such as the sacred tree called the Bodhi tree, the ancient bathing pond, the Asokan’s pillar and the Mayadevi temple. Mayadevi Temple is the precise birth place of the Buddha. From early morning to early evening, various people came and visit this place to perform their meditation.


Who 'Discovered' Lumbini?

123 years ago this month, on December 1, 1896, Buddha&rsquos birthplace was &lsquodiscovered&rsquo in the Nepal Tarai. If you&rsquove read much about Lumbini, you may know that two people claimed to have discovered it, after it had been lost for over a thousand years in the fog of history.

Based on his interpretation of the events of that December 1st, a German archaeologist in the employ of British India&rsquos Northwest Provinces claimed to have discovered it. Dr. Anton Alois Führer was a narcissist who inflated his role in finding Lumbini out of all proportion to the truth. The sense of his own importance and a deep-seated need for public attention and professional acclaim drove him to brag a lie.

The other claimant was a historical figure of some notoriety in Nepal who is recognized today as the true discoverer of Lumbini. Gen. Khadga Shamsher J.B. Rana was a man of considerable pride and ambition. Some called him a Prince, and to others he was the &lsquoRaja of Palpa.&rsquo In fact, he was the Governor of Palpa and adjacent districts in western Nepal, including Rupandehi District where Lumbini is located. As Governor, he represented the Rana government of Nepal, and on this December day he was Dr. Führer&rsquos mentor and host.

The complex and sometimes startling story of that day is told in &lsquoThe Buddha and Dr. Führer: An Archaeological Scandal,&rsquo a book by the popular historian Charles Allen. In it, and from related sources, the true nature of Dr. Führer&rsquos character around whom professional scandals seemed to swirl is revealed,.

Two pillars
In 1895, while employed by the Archaeological Survey of India in Lucknow, Führer was invited to Nepal by the Ranas to examine a strange object in the Tarai jungle that the indigenous Tharus called &lsquoBhimasena-ke-nigali&rsquo (Bhimsen&rsquos Smoking Pipe).

After it was dug out of the earth where it lay partly buried, Führer identified it as a tall sandstone pillar in two pieces, lying near the small Nigali Sagar (pond). Near the top, he found some graffiti scribbles in Nepali and Tibetan but far more importantly, near the bottom he uncovered an edict in ancient Pali dating to the time of King Asoka of India&rsquos Mauryan Empire.

Asoka reigned during the 3rd century BCE. During his rule he traveled widely across India leaving behind numerous edicts inscribed on pillars and rock faces, some of which attested to his visits to sacred sites associated with the life of the Buddha three centuries earlier.

After Khadga read Führer&rsquos report on the Nigali pillar, he went there to see it and confirm the findings. The fact that it was of Asokan origins fascinated his inquisitive mind.

Thus, when a second pillar was found standing erect but mostly buried in a mound near a village called Padariya, 13 miles east of Nigali Sagar, Khadga assumed it was of some importance. To confirm his hunch, in late November 1896, when Führer returned to Nigali Sagar for further research, Khadga sent a message urging him to come to Padariya forthwith. He did, and now the story of who &lsquodiscovered&rsquo Lumbini begins to warm up.

What Dr. Führer saw
Khadga was encamped at Padariya that winter for his annual tour of the Tarai. Expecting Führer to show up on time, Khadga was waiting to show him the pillar. Also present with Gen. Khadga was Duncan Ricketts, in no official capacity other than that he was a manager of a colonial estate no more than five miles south, across the India border. Ricketts and other colonials, scholars, and civil servants were keenly interested in any archaeological findings in the vicinity, and the rumor of a second pillar encouraged him to cross the border to join Gen. Khadga at the site that day.

After Dr Führer arrived and his crew set up his camp at Padariya, he joined Khadga and Ricketts at the pillar mound less than a mile to the north. Führer expressed some confidence that the stone column he was shown there was of Asokan origins. He didn&rsquot need to tell Gen. Khadga to order his sappers to dig the soil away down to the base, for that was already Khadga&rsquos plan he was waiting for Führer to arrive and see it done.

A short distance from the pillar, Führer also noted a pond south of both the pillar and a small Hindu shrine to the goddess Rummini (Rupa Devi). The shrine, pond, and pillar had all been described in Chinese Buddhist pilgrim journals dating to the early 1st century CE. Though the shrine&rsquos attendant did not allow Führer to enter, he glimpsed in the dark interior what appeared to be a crude sculpture of Mayadevi, the mother of Buddha, at the moment of the Sakyamuni Buddha&rsquos birth.
After Khadga ordered his sappers to dig down to the base of the pillar, Führer inexplicably left the site perhaps exhausted from the morning&rsquos elephant ride and in need of a meal and some rest.

When he returned late in the day to examine the pillar, Khadga showed him an inscription that had been uncovered near the base. Khadga also gave Führer rubbings he had made of the script. Führer could undoubtedly read enough of it to know it what it revealed about the site, but he seems to have shared remarkably little about it with Khadga.

What Dr. Führer wrote
Three weeks later, after conducting further research near Nigali Sagar, Führer returned to Lucknow and sent the pillar rubbings off to his mentor, Prof. Johann Georg Bühler, in Austria, for detailed interpretation. Shortly thereafter, the eminent Prof. Bühler published the translation to the excitement of scholars around the world, for it clearly stated not once, but twice, that the Lord (of the world), the Sakyamuni Buddha, was born at this place known as &lsquolummini-gama,&rsquo the village of Lumbini.

In Lucknow, Führer also wrote up his version of the discovery and sent it to the &lsquoPioneer,&rsquo a popular English colonial newspaper in nearby Allahabad, to publish. In it he made the startling claim that he alone had discovered Buddha&rsquos birthplace. A week later, on December 28, 1896, his account was republished in The Times of London for the English-speaking world to read. As you can imagine, the ambitious, acclaim-seeking Dr. Führer was thrilled!
In India, however, his actions set off a firestorm of controversy. Scholars and colonial officials couldn&rsquot believe what they were reading, for nowhere had Fuhrer mentioned or credited his host, nor the presence of Duncan Ricketts as witness to events.

Führer&rsquos official report of the ground-breaking &lsquofind&rsquo furthered his self-serving version of the discovery. Soon enough, however, a rival scholar who was briefed on what had transpired at Lumbini challenged Führer&rsquos veracity in an open letter to a Calcutta newspaper, later reprinted in a scholarly journal. &ldquoIt is somewhat amusing,&rdquo he wrote, &ldquoafter all [that] Dr. Führer has claimed in regard to this discovery, to find that not only did he not initiate that search but he had nothing to do with the local discovery on the spot, not even with the unearthing of the famous edict-pillar there, which fixed the spot beyond all doubt.&rdquo

These insinuations prompted Führer to ask Gen. Khadga to confirm his (Führer&rsquos) role in discovering Lumbini. Given what Khadga wrote in reply, Führer probably regretted asking.

In his reply, Khadga described the saga, starting with instructions from the Prime Minister about Führer&rsquos initial excavation of the pillar at Nigali Sagar. Khadga then went on to say that when he saw the Rummini-Lummini-Lumbini pillar near Padariya for the first time it &ldquostruck me very much for its unique shape and surroundings characteristic of Asoka-pillars.&rdquo Gen. Khadga was only too happy, he wrote, &ldquoto embrace this auspicious occasion by purposely arranging our meeting. so that I might not lose the opportunity of getting my own views regarding this monolith corroborated by a learned antiquary like you.&rdquo
In conclusion, Khadga magnanimously acknowledged that Führer &ldquocertainly had a good share in identifying the birthplace of Buddha.&rdquo But a &ldquogood share&rdquo is not the full share nor the main share and in the end what Führer &ldquocorroborated&rdquo did nothing more than confirm Gen. Khadga&rsquos well-founded hunch and his own principal role in the discovery.

There is much more to the story of Asokan pillars in Nepal in Charles Allen&rsquos book, The Buddha and Dr. Führer (London, 2008). It includes details of Führer&rsquos other scandalous behavior &ndash faking artifacts, plagiarizing the work of other scholars, and the like. Another important source for this story is Führer&rsquos and General Khadga&rsquos &lsquoCorrespondence of 1898: Two letters on the discovery of Lumbini pillar,&rsquo reprinted in Antiquities of Buddha Sakyamuni&rsquos Birth-Place in the Nepalese Tarai, edited by Harihar Raj Joshi and Indu Joshi (Kathmandu, 1996).


Archaeologists' discovery puts Buddha's birth 300 years earlier

When Professor Robin Coningham's youngest son Gus was five, he was asked at school what his father did. "He works for the Buddha," said the boy. Which led to a bit of confusion, recalls Coningham.

But it turns out Gus was not that far off the mark. Last week it emerged that a team led by Coningham, a professor of archaeology and pro-vice-chancellor at Durham University, had made a startling discovery about the date of the Buddha's birth, one that could rewrite the history of Buddhism. After a three-year dig on the site of the Maya Devi temple at Lumbini in Nepal, Coningham and his team of 40 archaeologists discovered a tree shrine that predates all known Buddhist sites by at least 300 years.

The impact of Coningham's work is groundbreaking in many ways. Prior to this discovery, it had been thought that the shrine at Lumbini – an important pilgrimage site for half a billion Buddhists worldwide – marked the birthplace of the Buddha in the third century BC. But the timber structure revealed by archaeologists was radio-carbon-dated to the sixth century BC.

"It has real significance," says Coningham, 47. "What we have for the first time is something that puts a date on the beginning of the cult of Buddhism. That gives us a really clear social and economic context. It was a time of huge transition where traditional societies were being rocked by the emergence of cities, kings, coins and an emerging middle class. It was precisely at that time that Buddha was preaching renunciation – that wealth and belongings are not everything."

The early years of the religion took hold before the invention of writing. As a result, different oral traditions had different dates for the Buddha's birth. This is the first concrete evidence that Buddhism existed before the time of Asoka, an Indian emperor who enthusiastically embraced the religion in the third century BC.

Legend has it that the Buddha's mother, Maya Devi, was travelling from her husband's home to that of her parents. Midway in her journey, she stopped in Lumbini and gave birth to her son while holding on to the branch of a tree. The research team believe they have found evidence of a tree in the ancient shrine beneath a thick layer of bricks. According to Coningham, it became clear that the temple, 20km from the Indian border, had been built "directly on top of the brick structure, incorporating or enshrining it".

The painstaking work, carried out every January and February since 2011, was initially intended as a Unesco preservation project and was jointly conducted in sub-zero temperatures by archaeologists from Nepal and the UK.

"We worked there in January because the water table is so low," says Coningham. "Unfortunately it's just solid fog for the first three weeks of the season. You just do not see the sun and it's about three to four degrees … You wash clothes and you cannot dry them. So you end up with two pairs of clothes and rather smelly." The archaeologists had to wear slippers to preserve the site which, at the bottom of a two-metre trench, picked up much damp. Somewhat incongruously, the slippers were teamed with hard hats "because of health and safety".

There was no gas-fired heating and power was limited to around 10 hours a day, so each morning at 5.30 Coningham would wash himself with a bucket of hot water and a cup. The diet, he says drily, was "great if you like curry and rice and dhal three times a day". The team also had to contend with thousands of pilgrims visiting the site every day from Tibet, Thailand and Sri Lanka, each bringing their own rituals. "At any one time, you were sprayed with cologne, covered with banknotes or had rice thrown at you," Coningham recalls. "Or there were nuns busy scraping mortar out from between the bricks and eating it to imbue the relics and sanctity of this sacred site into their bodies. Sometimes it can be quite distracting."

But he says that the response of the monks and nuns to their discovery was "deeply moving and pretty humbling". There was no big celebration – their reaction was "all that was needed".

The site at Lumbini had been hidden under the jungle until it was excavated in 1896. Back then, it was identified as the Buddha's birthplace because of a sandstone pillar that bore an inscription documenting the visit of Asoka to the site. The earliest levels remained buried until now.

After the filming of a documentary about the find for the National Geographic Channel, Coningham has been dubbed a real-life Indiana Jones – a description that elicits a polite rumble of laughter. "I was one of those rather sad children who loved dinosaurs," he says. "My grandparents used to go to Hunstanton [in Norfolk] and I would spend my summer holidays collecting fossils there. Then I discovered that a great way of escaping family holidays was to go on digs, so I started at the age of 15. Then I discovered you could dig abroad, so in my first year at university [he studied archaeology and anthropology at King's College, Cambridge] I decided to specialise in the Indian subcontinent. That became my life. And if you spoke to my family, they'd say it's still my life."

His wife Paula, who teaches Greek to A-level students, and his two sons – Urban, 15, and Gus, 13 – are used to his regular absences, despite that early confusion about exactly what his job entailed. For Coningham, the dig at Lumbini was memorable because it has marked "a deeply rare and exciting time when belief, archaeology and science come together".

Does he have a personal faith? "I was brought up a Catholic," he replies. "I had a great-aunt who was a mother superior, so my youth was full of washing feet, kissing crosses, et cetera. So in a way I suppose the experience [of this dig] has made me a great relativist. Also for me it shows we know so little about the early years of the world's great traditions." But he says that the tenets of Buddhism hold a certain appeal. "At the moment, I'm balancing this job with the role of pro-vice-chancellor. So I'm a bureaucrat and it's very tempting, at times, to think of renunciation," he jokes.

The next site Coningham and his team have been encouraged to look at is one of the rumoured locations of Buddha's childhood home. Unesco, with the Japanese government's aid, is funding three more years of research.

"Buddhism is a growing religion, and within five years there will be 22 million annual pilgrims flying into south Asia," says Coningham. "That will overwhelm these sites. So the next mission is to start mapping and planning how they will be protected."

In an area where more than half the population live below the poverty line, subsisting on less than $1.50 a day, the key will be to balance the financial benefits of tourism with the need for sustainability and historic preservation. As the story of the discovery at Lumbini becomes more widely known, Coningham is hopeful more young people will be attracted by what archaeology has to offer. "What's really interesting is it's the ancient civilisations that continue to pull people in," he says. "Archaeology like this can touch and be of interest to the life of hundreds of millions of people."

Even if those concerned have to wear damp slippers and work in freezing, foggy conditions, subsisting on a diet of rice for weeks at a time? "Well, yes," Coningham laughs. "But that's archaeology for you."